Un día más con Yoaní Sánchez.



Amanecí entre mis enredos y fantasías con un Sol que hasta ahora no se ha puesto farruco, ahí brillando muy juicioso. Mateo que ya se acostumbró a los patos, a los pajaritos, a las lagartijas aunque como a Platero le gustan las mariposas amarillas y cuando las descubre casi quiere volar, lo regaño y sigo pensando en las musarañas, en el nuevo Papa, tan humilde; en los coreanos haciendo de las suyas y los EE.UU. enseñándoles los dientes, mejor sus aviones; en Chávez que ahora es un Santo y está ascendiendo a los cielos; en Yoaní Sánchez que llegó a Miami, directo a la ermita de la Caridad del Cobre. ¿Tendrá razón mi amigo?


Una musaraña alada

Sigo pensando en la luz propia de Yoani, no quiero que se me desvanezca como me ha ocurrido con otros, que de pronto se van perdiendo de mi horizonte. No, no me pasará, es lista y hay algo en ella que casi, casi envidio, yo no lo hice, ella se atrevió a denunciar al régimen desde la isla.


Ojalá toda este escenario mediático que la rodea no roa su alma y se envanezca y pierda ese toque de ingenuidad y de seducción que la adornan, estos performance, suelen ser muy dañinas para los seres humanos tan dado a las lisonjas y a los aplausos, porque muy pocos logramos escaparnos, son nuestros demonios traviesos y escurridizos que nos visitan, mimosos y elocuentes nos empujón e irrumpen. Esperemos que sepa exorcizarlos con rapidez y no pierda la ternura y sepa cerrarles la puerta a tiempo.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.