sábado, febrero 11, 2017

Impresionismo vs. Expresionismo.



“El artista apela a nuestra intuición del misterio
 que rodea la vida; a nuestro sentido de piedad,
 belleza y dolor."


(3) Impresionismo. Le Moulin de la Galette. Auguste Renoir. 
Siempre me ha interesado comparar las distintas versiones de la evolución pictórica y muy en espècial las nuevas visiones no lejanos en el tiempo y me voy a referir al impresionismo y al expresionismo, los dos mayores movimientos artísticos contemporáneos. A pesar de la continuidad de las dos corrientes de finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX, no supone una absoluta contradicción, tienen en común que ambas corrientes rechazaban el control de las Academias,  digamos los impresionistas encontraron la libertad en la creación artística mas sensible y hedonista que los apasionados expresionista.


 Cada uno expresó la libertad a su modo y el contexto histórico contribuye a diferenciarlos y así nos encontramos con Auguste Renoir, impresionista francés y al noruego Edvard Munch con su obra emblemática, El grito, representante de los expresionistas.

El Impresionismo quiso mostrarnos el mundo contemporáneo, las innovaciones tecnológicas como la cámara fotográfica y ciertas teorías del color, se producen cambios pictóricos fundamentales, la captación de la luz del instante, las manchas de color de los pigmentos que se ganaron muchas críticas en su época.

Postimpresionismo. Fue un crítico británico Roger Fry con motivo de una exposición de pinturas que se celebró en Londres 1910 de Paul Cézanne, Paul Gauguin y Vincent van Gogh . El termino surge para agrupar a pintores muy personales que continuaron utilizando colores vivos, una aplicación compacta de la pintura, pinceladas distinguibles y temas de la vida real pero con una visión más subjetiva del mundo, llevaron más emoción y expresión a su pintura.


Henri de Toulouse-Lautrec 1864 al 1901 es conocido por ser el mejor cronista visual de París, gracias a su ingenio y creatividad le ha regalado al mundo dibujos, fotografías, litografías, óleos y filmes, inmortalizando algunos de los momentos que marcaron la cultura parisina en el siglo XIX, lugares como Moulin Rouge en el barrio Montmartre, el Moulin de la Galette, Le Chat Noir y Mirlinton.



 A Toulouse-Lautrec, se le considera el padre del cartel moderno gracias a su obra plasmada en más de 737 óleos y más de 5 mil dibujos.




El expresionismo va a ahondar más en lo meramente pictórico. El cine, la escultura, la literatura participan más de las crisis sociales de la época, los anuncios de la Primera Guerra Mundial, agudizan el ingenio y las formas más afiliadas y violentas en las obras como en El puente De Die Brüke, el jinete Azul  de  Der Blaue Reiter, El grito de Edvard Munch una especie de coalición para crear una nueva forma de ver al arte y al mundo, ya los colores se vuelven discordantes y llamativos, hay nuevas formas en los tonos complementarios armonía que llegan al cine con las propuestas Wassily Kandinsky o Franz Marc desde la pintura en Múnich .


Emil Nolde, Danza alrededor del becerro de oro, 1910

Emil Nolde (1867-1956) fue uno de los más destacados pintores expresionistas alemanes. Su verdadero nombre era Hans Emil Hansen. Estuvo muy influido por Vincent van Gogh, Edvard Munch, y James Ensor.

(1)Expresionismo.Franz Marc Las zorras.

El expresionismo es la manifestación de la emoción que nos remite al panorama turbulento que tuvieron que vivir los artistas expresionistas, con la Guerra de los Balcanes y la Primera Guerra Mundial, donde el movimiento se hizo aún más crudo y amargo, como bien ejemplifica el Campo de batalla que Emil Nolde pintó en 1913.

El pensamiento del escritor de idioma inglés de origen polaco Joseph Conrad (1857-1924, cuya obra explora la vulnerabilidad y la inestabilidad moral del ser humano, considerado como uno de los más grandes novelistas de la Literatura Universal, nos ofrece una magnífica definición del arte moderno.



(2)Expresionismo. Der Blaue Reiter. Jinete Azul

“El artista apela a nuestra capacidad para el deleite, para la admiración; a nuestra intuición del misterio que rodea la vida; a nuestro sentido de piedad, belleza y dolor; a la latente sensación de hermandad con todo lo creado, y a la sutil pero invencible fe en la solidaridad que une la soledad de innumerables corazones, y enlaza estrechamente a toda la humanidad”.

  (5) Expresionismo. Edvard Munch, El grito 1893

1- Franz Moritz Wilhelm Marc (1880- 1916) conocido simplemente como Franz Marc, fue un pintor representante del expresionismo alemán del siglo XX

2-Der Blaue Reiter fue el nombre que recibió un grupo de artistas expresionistas, fundado por Vasili Kandinski y Franz Marc en Múnich en 1911 hasta 1913, que transformó el expresionismo alemán.

3-Auguste Renoir (1841-1919) fue un pintor francés impresionista, que en la segunda parte de su carrera se interesó por la pintura de cuerpos femeninos en paisajes, inspirados a menudo en pinturas clásicas renacentistas y barrocas.

4-Paul Cézanne (1839-1906) fue un pintor francés postimpresionista, considerado el padre de la pintura moderna, cuyas obras establecieron las bases de la transición entre la concepción artística decimonónica .

5-Edvard Munch (1863 1944) fue un pintor y grabador noruego. Sus evocativas obras sobre la angustia influyeron profundamente en el expresionismo alemán de comienzos del siglo XX

6-Vincent Willem van Gogh (1853-1890) fue un pintor neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo. Pintó unos 900 cuadros y realizó más de 1600 dibujos


Agradecimientos al Ing. Lino Zequeira.




jueves, febrero 09, 2017

¿Oyes esa música?





¿Oyes esa música?
que cruza como luz la oscuridad
mientras la oscuridad gira
y yo con ella?
¡Con qué fuerza
se abre paso
y llega incluso
a mi lugar más remoto
cercado también de sombras!
Pero el latido
que brota allí
nadie lo oye.
Nadie, como yo, sabe
que existo
y creceré
y amaré
como aman estos brazos
que me sostienen
porque no sé andar aún...
Pero escucha, escucha:
todos los árboles se mecen
en la música.
Y en mi interior,
donde un secreto sol
me hace adivinar
el sol secreto
de la oscuridad.

Clara Janes 1940. España.







sábado, enero 28, 2017

Jose Martí, culminación de la historia cubana, "la posibilidad infinita" Lezama Lima.



Con este fragmento escrito por el gran escritor José Lezama Lima pienso brindarle mi  homenaje al otro José, José Martí y Pérez en su 164 aniversario. Seguro que donde quiera que esté me lo agradecerá.

 Lezama Lima fue un escritor de una palabra golosa, henchida de atolladeros y de selvas sobre las más extraordinarias fantasías e imaginerías de agudezas y sarcasmos, Martí, un innovador, el creador de una nueva forma de decir,que se adelantó a su tiempo y fueron muchos sus discípulos que recogieron su grandeza, no podía faltar Lezama Lima quien lo sentía muy cercano aunque nunca nos dejara un ensayo sobre el gran hombre, el gran artista y patriota y se me ocurrió unirlos en este encuentro, hablando del otro cubano admirable y asombroso, al que en algún momento llamó un misterio.

Vamos a ver que nos dice Lezama Lima, leerlo con atención y cuidado es un pillo, sabe mucho. Ahí os los dejo porque van juntos en este intento por homenajear a nuestro José Martí en su cumpleaños.
Lo que les propongo leer esta tomado del libro “Para leer debajo de un sicomoro” que contiene una serie de entrevistas que Félix Guerra le hizo a Lezama Lima en la década del sesenta sobre diferentes temas y nos dejó esta semblanza de José Martí que  retrata al Apóstol como pocos:

TEXTO.
«Martí es un vecino arropado de los senderos, un solitario que mira de frente y se abanica con palmas. Una levita olorosa a camino, a monte, a ciervo que busca amparo, a banderón de la entrada. Su mentón huidizo carece de importancia, porque vive bajo un follaje bigotudo.

Es una persona intensa, olvidada de los espejos. Crece duplicándose desde la barbilla a la frente, donde redoblan faldas y palmares. El mar es un apócope de su persona y él es un aféresis bien pensado del mártir. La suma amplitud de su patriotismo se ensancha con la magnitud del hueso frontal y algunas occipitaciones de fondo. Ojo de mirar profundo, aunque no oscuro, penetrante, aunque sin filo, perfila una sinuosa búsqueda sin sombrero sobre la tierra. Se entrega, con cariño manifiesto, manosea, acaricia de cerca, exhibe dedos irrefragables, se acoda, escucha, percibe, riposta. Y entre ambos, platicador y platicado, abulta una enredadera de tilos y cundiamores, saúcos y buganvillas, hasta que amanece y las crepitaciones se rinden incondicionales al verbo.

 ¡Qué mansa inmensidad, qué furiosa dulzura! Adereza palabras inefables para alabar virtudes y anatemas espantosos para azotar pecados. Aunque nunca se detuvo en ninguna mejilla con el látigo en la mano. La sátira o la ironía, raramente mordaz, se tendían como puente imperceptible o como rosa de enero. En el rostro le jugaba una sonrisa, leve, no de alegría ni por chistes o bromas (aunque sí parece que se podía constatar su eventual sentido del humo), sino por una dulcedumbre tristeza de amor que se alelaba en el aire, entraba a los pulmones, planeaba como hoja de otoño, se dejaba atrapar, silbaba otro poco y luego iba a buscar nido al anochecer. Nunca nadie fue igual, tanto en días de vendimia como de vivaqueo.

 Fue un peregrino en movimiento, abandonado a ratos y a ratos oculto de su propio parapeto cervical. Su ternura se alimentaba de un encantado manto freático, en territorios ubicados al sur y al norte. Al viajar, alternando miradas de águila y de paloma, le crecieron nuevas ramas y raíces, como al ser destinado por los aleros para meditar en las más agudas y suaves aristas materiales. Era un coloso colosal. Aunque el estilo griego, no por la estatura sino por la figura. Su esqueleto fibroso dimensionaba dentro del traje y desbordaba la elocuencia de las diversas locaciones.

 Rimaba estrella con locura, mientras advertía el remanso de las expansiones y la demencia de las lejanías. No fue ciertamente hombre para vivir atribulándose hasta los 70, ni para fallecer durmiendo en un catre o hamaca, sino, paradójicamente, para atacar con un arma que no dispara y cabalgar hacia un enemigo que ama más que aborrece, que desea más redimir que derribar…»
Fin del texto de Lezama.

Conclusiones:

Para Lezama Lima, José Martí es la culminación de la historia cubana porque ofrece "la posibilidad infinita", pero, a la vez, representa para ella la plenitud de la palabra cubana: En José Martí culminaron todas las tradiciones cubanas de la palabra , retomó la tradición, profundizó el conocimiento do nuestros clásicos, so empapo de las zonas mas creadoras de nuestra expresión. Fue un reavivador del idioma, es decir, el español, desde la época de los grandes clásicos,   .... Martí puso al servicio de su causa los recursos mas cautivadores del arte y de la inteligencia .... Fue suerte inefable para todos los cubanos que aquel que trajo las innovaciones del verbo las supiese encarnar en la historia.
Fue suerte también que el que conmovió las esencias de nuestro ser fue el que reveló los secretos del hacer. El verbo fue así la palabra y el movimiento del devenir.

Son expresiones de Lezama acerca del patriota cubano José Martí.